martes, 6 de enero de 2015





PALM BAY BEAUTY, 

LA NUEVA ERA DE KROMO GUCCI


1 | Caviar Negro (Prod. Penacho)
2 | Palm VICE (Prod. Dream Life)
3 | Club de Puros con Moonchild & Seda (Prod. Gum$)
4 | Kendrick (Prod. Dream Life)
5 | Malas vidas (Prod. Penacho)
6 | Hennessy Cognac (Prod. Penacho)
7 | Palm Bay Beauty (Prod. Penacho)
8 | Treinta (Prod. Penacho)
9 | Amazonas con Danielo Costa (Prod. Penacho)
10 | Fuego azul (Prod. Dream Life)
11 | Rosé (Prod. Dream Life)
12 | Niños albinos de luna (Prod. D.Rockz)
13 | Nudos (Prod. First Pick Beatz)
14 | NO hay gloria (Prod. Penacho)
15 | Palm Bay Nights (Prod. Penacho)

Enya
No, para nada, en absoluto. No es casualidad que Palm Bay Beauty, la nueva obra de Kromo Gucci (disponible en http://kromogucci.com/palmbaybeauty.html), represente una nueva etapa en su vida. Y es que son ya más de diez años desde que sacó su álbum debut El Avispero junto a Dvtz; a través de los cuales se hace visible una notable evolución que desemboca en este 2015.

Tras un año de sequía musical de un artista que fue capaz de exprimirse para extraer de sí tres trabajos en un solo año, su nuevo e íntimo proyecto comienza con un extracto de la melodía Watermark de la irlandesa Enya; cantante y pianista del género musical New Age. De hecho, dicho género está relacionado con el movimiento que recibe su nombre y, que de forma intencionada o no, aparece reflejado en Caviar Negro.

Y hoy por hoy mi vida... ah, prefiero herir con la verdad que adularte con la mentira”

Estoy buscándome por dentro y sólo encuentro tormento; y vivir en los tiempos pasados es correr contra el viento”

Y es que según la Nueva Era, cada vez que el Sol salta de un signo del zodíaco a otro, se produce un cambio en la Humanidad; analogía aplicable a este Palm Bay Beauty. Sectas místicas al margen, Penacho, principal productor del trabajo, ofrece un fondo musical de alto nivel en el que se ve a un Kromo cansado, viejo; marchito. No obstante, en Palm VICE el largo del Mediterráneo demuestra la arrogancia que le caracteriza con notables estructuras acerca de su adicción al alcohol, estilo y propiedad; canalizados por el ritmo de Dream Life.

Yo siempre bebo uvas no codeína y sprite”

Estoy tirando versos como si fueran coyotes en el patio; si el flow se trata de amperios ahora mismo fundo vatios”

Pero a pesar de los cambios, uno no deja de ser de dónde viene, qué actos ha llevado a cabo y con quién se ha relacionado. En definitiva, sus raíces, algo que deja presente a lo largo de Club de Puros haciendo alusión hacia sus trofeos: Yacaré, su mujer, su elitismo natural (como Chanel).

Madrugando por mi piso, por mi curro y mi vida; para poderme permitirme irme a cenar con mi piva”

También a través de la delicada instrumental de Gum$ que recuerda a una caja de música en donde gira sin cesar la rosa marchita en contra de su precariedad, se desenvuelven con ternura y al mismo tiempo dejadez el joven y prometedor madrileño Moonchild y la cantante Seda; pseudónimo que le viene como anillo al dedo.

Lo poco que tengo es para siempre; y el amor que me deben, se lo pueden quedar si lo quieren”

Moonchild
De nuevo Dream Life, de nuevo la sensación del manar de líquido de alta graduación, y esta vez no es para menos. Titulada como Kendrick, el corte número cuatro contiene el estribillo de la famosa canción del de Compton; Swimming Pools, así como apología hacia el talento, el lujo, las bebidas espirituosas y destellos de la vida en el barrio.

Mientras la patria de tu piel me enseña una nueva región” “Stanley Kubrick mi visión”

Tiburones de amoniaco en bolsa, papel o chivato”


Cogiendo Penacho de nuevo el testigo, destaca el Kromo cansado y, en ocasiones, enfurecido por el escaso esfuerzo de otros artistas; y temeroso como en el primer corte. Aunque a diferencia de éste, existe una energía vital y un empuje con base de lo que ha visto, que él pretende transmitir a aquellos que padecen problemas estructurales como bien reza el titulo Malas Vidas.

Lo que me da miedo no es morir es dejar de sentir”

La noche esta diabólica, mojadas las cuestas; el perico blanquecino, las miradas funestas”

Una auténtica introspección alejada del story-telling, cosa que se aprecia en este blog. Bien distinto será el mensaje en Henessy Cognac, en donde a pesar de seguir su línea egocentrista, no tiende puentes hacia el oyente. Un oyente que recibe la siguiente información; Bruno y Kromo Gucci y su botella de Henessy.

Kromo Gucci es mi mejor amigo; el, rey del estilo”

Con las medusas de Versace en el mar que llevas dentro de ti; primero yo, segundo yo y tercero mi Henessy”

Pero el mallorquín no se queda ahí, sino que describe su estilo con su particular adjetivación e introduce una escasa medida de autotune que le otorga cierta frescura. Pero sin duda, uno de los mejores pétalos de esta rosa atrofiada es Palm Bay Beauty. Bajo el título que da nombre al trabajo, Kromo Gucci describe sus tormentos para alcanzar el bienestar; el tiempo, el dinero, la compañía y todo lo que deriva de ellos, en especial sus sueños o proyectos de futuro.

Parando el tiempo tuve miedo e inseguridad, por encontrarme de frente con mi verdad”

Las noches en portal, los caballos en el (Mont) Ral; Maseratis, los Bugattis, burbuja Moët imperial”

Ello en su conjunto mezclado con las coherentes estructuras del de Palma, consiguen combinarse en perfecta sincronía con el ritmo del ya nombrado anteriormente Penacho, quien crea una atmósfera en la que el oyente está invitado a girar entorno a su estrella; Kromo Gucci.
Quizás con menor repercusión y de una temática similar a la anterior, se sucede Treinta, un suave corte amargo y provisto de la nostalgia, la soledad y la impotencia ante fuerzas superiores.

Tengo claro, que mi sueldo mensual no compró el yate; y de pequeño lo soñé mientras cortaba el chocolate”

En este caso probablemente se refiera al tiempo, puesto que los años pasan y, un veinte mas diez no deja de ser un treinta. Y tiempo al tiempo, el álbum avanza y descubre un tema de lo más intrascendente para ser honestos. En Amazonas, donde colabora el francés Danielo Costa, se vislumbran destellos de los sentimientos de un Kromo que narra cuánto bebe y lo a gusto que se siente así.

Me bebo el amazonaaaas; y está entrando en mí”

Danielo Costa
La sensación de estar flotando en una especie de líquido espeso y en algunos determinados instantes arenoso forma parte de Palm Bay Beauty, aunque en algunas canciones no da el nivel al que tiene acostumbrado a su público. Si bien un ejemplo de ello era Amazonas, otro sin duda es Fuego Azul. A pesar de ser más sustanciosa, hablando acerca de males tales como la adicción al alcohol, de superación y de amor; podría esmerarse más en sus métricas.

Me gasté mis últimos euros en champgne y en arroz con pan, y pienso nunca más, y se repetirán”

Personalmente, un servidor opina que ese océano azul, probablemente se refiere a los ojos de su mujer en los que se refleja y calma su ansiedad, su fuego azul.

Te estoy mirando, te estoy mirando, perdido en ese océano azul” “Por eso el mar está en clama y dice estoy como tú (calmado)”

Y al igual que en Amazonas, de nuevo el mallorquín vuelve a tratar como tema principal el alcohol; Rosé . No obstante, el juego de palabras y las detalladas analogías, así como ciertos ramalazos hacia el dinero y, de este hacia asuntos concretos como su infancia con su madre y su abuela; hace de este corte algo más elaborado y sofisticado. Además, se muestra solidario con su público; acto que se enfatiza con los claps con los que adereza a la instrumental Dream Life.

El mar de burbujas que nunca dormirá calmado, sus corales finos como agujas bailan a miles de grados”

Porque siento la pasión y la pasión nunca es dinero; la verdadera pasión nace del fuego que nos quema dentro”

Continuando en esta atmósfera cargada, D. Rockz le otorga un matiz erótico y funesto a su vez al álbum, gracias a una pieza de saxofón sobre la que Kromo se desenvuelve recordando su infancia en Ibiza. Niños albinos de luna, crecidos bajo la luz de esta, con un final trágico, viviendo mil historias y mirando con “ojos de mermelada”. A ojos de mi persona, una auténtica obra de arte, la métrica, el significado, la fusión de la voz y el ritmo...

Se me acaban las palabras, pero el análisis continúa; y en este caso es el turno de Nudos, otra obra maestra producida por el gallego 1st Pick. En esta ocasión el largo del Mediterráneo demuestra la madurez que ha adquirido en sus treinta años, sintiéndose triunfante con sus posesiones y embelesado con sus ambiciones. No obstante, como bien cita Kromo a Kendrick, ahora está colocado y abre paso a su imaginación: “Muero por mi sueño zorra no mates mi vibe... porque estoy muy high

Seguridad al micro, madurez y precisión” “No es materialismo, es amor a mi persona”

Pétalo a pétalo, ya casi ha sido desflorada la marchita rosa, en donde se aprecia que su parte más viva e intensa corresponde a este tramo final. Prueba de ello es NO hay gloria. NO, NO hay gloria, solo esfuerzo y sacrificio. En un tono rotundo y mayúsculo, Kromo da rienda suelta a su ira por el empeño que le ha puesto a la vida y, según dejan entrever sus palabras “Luca Brasi duerme con los peces”,

Digo te jodes si no entiendes mis visiones, porque soy un visionario y a diario escribo canciones”

Ya lo dice aquí, está contento, lo que significa que se acerca la parte más viva del álbum; Palm Bay Nights. Thomas Newman abre los estambres del núcleo de esta rosa con su famoso Any Other Time perteneciente a la película American Beauty; cuya portada contiene una rosa sobre el vientre de una mujer. Ante las evidentes conexiones que ha trazado Kromo Gucci, no sería temerario asociarle con Lester, protagonista de American Beauty y autodefinido como un perdedor y una persona intrascendente. Pero cuidado, ello no significa que sea así, sino que se encuentra en esa misma situación posiblemente en lo personal y seguramente en lo musical. De nuevo, la angustia, la impotencia de una persona que se deja la piel y no ve recompensa; solo interés. Afortunadamente, Kromo no acaba con un agujero en su cabeza a pesar de las lagunas que le habrán dejado tantas uvas.

Tienes más de lo que crees que tienes por el hecho de estar vivo”

Penacho cierra el corte, y casi sin habernos dado cuenta hemos llegado desde los secos y castigados pétalos más lejanos hasta el cáliz donde rebosan y de donde emanan los sentimientos de Kromo Gucci. Probablemente sea una de las mejores mixtapes del año y, desde HHSolutions, queremos premiar a un artista que cumple una década otorgando un color distinto a la penumbra de la escena española.

Os veo en el suelo desde mi ático; y no hay más”

Escrito por Fran Mellado

0 comentarios:

Publicar un comentario